¿Somos marionetas? Cómo saber si estamos ante un manipulador

Supongo que en alguna ocasión hemos estado con una persona (nuestra pareja, amigos, compañeros de trabajo…) que nos ha hecho sentir culpables, incómodos o hemos acabado haciendo algo que nos proponía, a pesar de no querer, y que luego nos hacía sentir mal. Pues bien, es muy probable que en ese momento estuviéramos siendo víctimas de una manipulación.

Una persona intenta manipularte cuando te sugiere o dice lo que tienes que hacer de tal forma que se beneficia más que tú, cuando percibes amenaza o cuando sientes miedo. Si estás haciendo algo contra tu voluntad, tus principios, valores o metas, alguien te está manipulando.

Los seres humanos aprendemos a manipular desde bien pequeñitos. Cuantas veces hemos visto, si es que no lo vivimos en primera persona, como los niños aprenden que si lloran con la suficiente convicción, es probable que logren ese juguete que tanto desean. Si lo logran, se les quedará grabado y aprenderán que es la técnica que deben emplear para lograr sus objetivos en la próxima ocasión.

En el proceso de la manipulación siempre hay dos partes, y lo cierto es que todos hemos sido en algún momento manipuladores para lograr nuestros objetivos. Se me pueden venir mil ejemplos a la mente pero no suelen ser malos, ni retorcidos, ni suelen dañar a nadie.

La diferencia está en que el manipulador patológico utiliza está forma de control como un escudo para esconderse de sus inseguridades. Se siente incómodo con las evaluaciones, por ello rehúye cualquier tipo de responsabilidad. El manipulador además tiene un importante déficit de habilidades sociales, especialmente en el plano de la conducta asertiva, que le lleva a emplear primero medios sutiles para conseguir que los demás hagan lo que ellos quieren y que, generalmente, derivan en otros más agresivos hasta llegar a la violencia pura y dura.

Al principio el manipulador suele seducir a sus víctimas mediante halagos y cortejos para terminar haciéndose el mártir y crear en su víctima un sentimiento de culpabilidad, haciéndola responsable de todo lo relacionado con la familia, el hogar, el trabajo..

Las técnicas de manipulación se basan en las emociones básicas. El miedo, la vergüenza o la culpa que generan, pueden dirigir la conducta de cualquiera en la dirección deseada. Para ello, las técnicas que utilizan son básicamente amenazar, criticar o inhibirse.

La base de la manipulación consiste en traspasar la responsabilidad para que el otro acabe asumiendo la responsabilidad por ellos. Y para conseguir estos objetivos las estrategias que utilizan son:

- Hacer sentir culpable, mediante expresiones del tipo: “cómo has sido capaz”, “no me esperaba esto de ti”, “con lo que yo he hecho por ti”, “si yo te importara no harías esto”…

- Ellos son los que dirigen la conducta (“deberías haber hecho esto”, “debes hacer”…).

- Criticar, incluso inventando mentiras y ridiculizando, ya sea cara a cara o a terceras personas.

- No establecen relaciones igualitarias. Ellos hablan y deciden lo que se hará, se imponen o no hay comunicación.

- A menudo piden que hagas cosas y se llevan el mérito.

- Obsequian con regalos. Ellos saben que, por lo general, a la gente le cuesta mucho trabajo decir que no. Así que si le dan a alguien algo que no habrá pedido y luego le piden un favor, saben que será aún más difícil decirle que no.

Con lo visto hasta ahora ya nos habremos hecho una idea de cuál es la forma de actuar de un manipulador, aun así otras señales de alarma serían:

  • Jamás reconocen sus errores, no admiten críticas.
  • Carecen de empatía. No tienen nunca en cuenta las necesidades, deseos ni demandas de los otros.
  • Son muy permisivos consigo mismo y muy intolerantes con los demás
  • Sus demandas son órdenes.
  • Son egocéntricos.
  • La mentira es unos de sus principales recursos.
  • Pueden ser muy celosos y controladores.
  • Culpan constantemente a los demás.

Dicho esto, si queremos sobrevivir a un manipulador:

- Lo primero que debemos entender es que no va a cambiar. Una vez que la víctima lo entienda y dice basta, es como si quedara inmunizada a su malas artes.

- Debemos intentar desmontar sus estrategias y no ceder ante la manipulación, es más fácil analizando la situación y conociendo su forma de actuar.

- Es importante conocer nuestros puntos débiles, para saber por dónde intentará atacar y reforzarlos.

- Si en un momento dado eres consciente de que estás siendo manipulado, dile que en ese momento no puedes seguir hablando (atendiendo a lo que dice), así tendrás tiempo de pensar bien lo que te está proponiendo, si te hará sentir culpable..

- Debemos aprender a ser asertivos, tanto en la relación normal como en las conductas defensivas, así no tendrá nada que reprocharnos.

- Mantén abierto el canal de comunicación: ¡Qué no te cuelgue!

- Si es posible, contempla la posibilidad de poner tierra de por medio.

Tu opinión es importante y me interesa. Si te ha gustado o te sientes identificado porque has pasado por algo similar me gustaría que lo compartieras. Te animo a que participes y dejes tu comentario.

About these ads

Un comentario en “¿Somos marionetas? Cómo saber si estamos ante un manipulador

  1. La descripción es perfectamente entendible. Muy clara.
    Mientras te leía, visualizaba a personas que responden a este perfil. Personas públicas y privadas.
    En el caso de que nos encontremos con estos personajes en nuestra vida privada, estoy de acuerdo en que debe ponerse tierra por medio cuanto antes. Desgraciadamente no siempre se puede hacer en el caso de que estos sujetos ocupen puestos de influencia pública.
    Has tocado un tema interesante y muy complejo.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s